Video For Rimas sin sentido en las aventuras amorosas de Kingdom Come: Deliverance DLC

Restricted Content

Confirm your age to continue:

Rimas sin sentido en las aventuras amorosas de Kingdom Come: Deliverance DLC

Honeyed Words, la primera misión en nuestro contenido descargable de Kingdom Come: Deliverance: The Amorous Adventures of Bold Sir Hans Capon, fue una de mis misiones favoritas en las que trabajé: el diseño hace que se desarrolle muy bien la relación entre Henry y Hans Capon. Es la clásica historia de dos grandes amigos que comienza con el antagonismo para luego convertirse en una relación de trato cordial, aunque a regañadientes, y al final madurar hasta convertirse en una amistad de respeto y afecto mutuo. No obstante, la diferencia social entre el hijo del herrero y el joven lord es una barrera que jamás será derribada: su relación se basa en burlas y sarcasmo, lo que conduce a entretenidos momentos de tensión en todas sus pláticas.

Los actores Tom McKay y Luke Dale le inyectan vida a esta relación de una manera maravillosa, al invertir cuerpo y alma en sus personajes. Curiosamente, ¡muy rara vez se encontraron en el estudio! La mayor parte de sus diálogos se grabó por separado. (En general, editar y pulir sus líneas fue fácil, todo lo que tenía que hacer era escribir los diálogos que me imaginaba).

Esta misión se trata de ayudar a Sir Hans Capon en su búsqueda por “el amor de su vida”. Una de las tareas del jugador será incitar secretamente al audaz Sir Hans con algunas líneas de poesía para que se las recite a la hermosa Karolina que se inclina desde un balcón en una escena que hace alusión a Cyrano de Bergerac, una obra francesa del siglo XIX. No obstante, hay una pequeña diferencia: Capon escucha mal todo lo que Henry le susurra y, en lugar de versos elocuentes, le recita apasionadamente un montón de galimatías y barbaridades a su bella damisela.

Esa parte realmente representó un reto de traducción: lo más difícil que he hecho en mi vida. La poesía en sí era bastante fácil. Traduje más o menos literalmente las líneas de estos poemas medievales checos, conservando el esquema de rimas y la métrica. Luego, tuve que tomar cada línea y convertirla en algo menos cursi, algo que pudiera estar escrito en las paredes de los baños.

Así que, para lograrlo, tenía que volver al texto original y retocarlo para hacer que las palabras se convirtieran en algo ridículo y vulgar. Fue un proceso largo y alucinante (¡afortunadamente, no me pagaban por palabra, de lo contrario, mi familia habría muerto de hambre durante un mes!), que en verdad afectó mi salud mental. Al final, lo que sale de la boca de Capon es en parte lo que él cree escuchar y en parte su propio monólogo interior que refleja sus intereses más “aristocráticos”: montar, beber y… las mujeres.

Esta es una de las pocas misiones en Kingdom Come: Deliverance cuyo objetivo principal es hacer reír, y espero te diviertas tanto jugándolo cómo yo me divertí durante su creación.