E3 2019: Call of Duty Modern Warfare un nuevo giro a la franquicia

Video paraE3 2019: Call of Duty Modern Warfare un nuevo giro a la franquicia

El silencio es inquietante. Un escuadrón de cuatro personas avanza sigilosamente por las estrechas escaleras de un edificio en el norte de Londres. No hay espacio para girar. El escuadrón asciende piso por piso en casi total oscuridad. Los lentes de visión nocturna tiñen de verde la escena. Las órdenes son murmullos. Todos respiran irregularmente, pero mantienen el control. Desde el otro lado de la puerta revienta el disparo de una escopeta que suena como un cañón de pólvora. Cae un hombre, herido. Los demás reaccionan para dispararle al agresor y se topan con un hombre que se escuda detrás una mujer inocente.

Call of Duty: Modern Warfare no es una secuela, sino una actualización a la serie. En esta entrega se reescriben algunos de los conceptos del juego que han definido la serie durante años; no habrá más secuencias de acción en cámara lenta, ahora veremos los aspectos más desgarradores, inciertos y moralmente complejos de la guerra, donde el enemigo ya no es una fuerza indiferenciada y sin rostro.

Terror en Londres

Detrás de puertas cerradas en E3 2019, Activision e Infinity Ward, el estudio desarrollador, nos mostraron un video de diez minutos de juego pregrabado. El contexto es un posible ataque terrorista en Piccadilly Circus. El capitán Price, el celebrado personaje de Modern Warfre, estará de vuelta (ligeramente renovado) al lado del sargento Kyle Garrick, juntos rastrearán al sospechoso del atentado. En el proceso, se cruzan con varias personas que saltan del interior de una camioneta blanca. Una lleva lo que parece un cinturón de explosivos. La persona explota o tal vez haya sido la camioneta o tal vez ambos, es difícil saber. Las calles son un caos.

Corte a varios días después. Se cree que una persona con el nombre clave de “Lobo” es el responsable. Su posible escondite es una casa en el norte de Londres. El escuadrón de cuatro personas se aproxima por el callejón. Garrick trepa por una escalera plegable para entrar por la cocina directo al primer piso. Uno de los soldados detiene a una mujer que entraba para poner la tetera. En ese instante ¡comienza la misión!

Personajes realistas, moralmente complejos

La autenticidad es un objetivo importante de Modern Warfare, y este demo sugiere un nivel de veracidad que puede resultar muy intranquilizador. Algunas de las personas en esta casa no son combatientes; otros se ven como si no lo fueran, pero tomarán la primera oportunidad para hacerse de un arma sin dudar en usarla. Todos ellos ruegan por su paz. Después de un tiroteo, que, como sucede a menudo, consiste solo de unos cuantos disparos, las salpicaduras de sangre en las paredes serán un sombrío testimonio pintado de verde a través de tus lentes de visión nocturna.

En un video que precedió a las imágenes del juego, la directora narrativa del estudio, Taylor Kurosaki, y el director de diseño del juego para un solo jugador, Jacob Minkoff, hablaron sobre los campos de batalla modernos como espacios indefinidos, con un mayor riesgo de daños colaterales que nunca. Tuvimos oportunidad de apreciar estos detalles tanto en el demo como en el avance del juego, lo cual se suma a los otros materiales que Infinity Ward ha mostrado en los últimos meses. Todo sugiere que, a pesar de las desgarradoras condiciones mostradas, esta misión podría ser una de las partes menos desconcertantes del juego.

Aún queda mucho por descubrir de Modern Warfare. Después de todo, fue solo una demostración del juego en la que no pudimos siquiera jugar, dándonos apenas un vistazo limitado del juego. Sin embargo, desde una perspectiva técnica, puedo decir que es impresionante. La fidelidad visual es excepcional y el ambiente es realmente inmersivo y abrumador, lo que podría dar como resultado una exploración sobre la cara oculta de la guerra más desgarradora que jamás haya creado Infinity Ward.

Call of Duty: Modern Warfare llegará a Xbox One y Windows 10 el 25 de octubre.