E3 2019: Experimenta combates caóticos en Bleeding Edge

Video paraE3 2019: Experimenta combates caóticos en Bleeding Edge

Contenido Restringido

Confirma tu edad para continuar:

No puedes visualizar este contenido.

Ninja Theory, el estudio desarrollador de Hellblade, trajo a E3 su frenético y nuevo brawler basado en equipos, Bleeding Edge, un MOBA con acelerados combates 4 vs 4 y efectos de ataques ¡sorprendentemente enormes!

Tuve oportunidad de jugar unas cuantas rondas de Bleeding Edge en el stand de exhibición de Xbox en E3. Estos son todos los detalles:

Caos controlado

Mi primera experiencia con Bleeding Edge fue todo un caos. Éramos dos equipos que experimentaban el juego por primera vez en una partida repleta de ataques de área, retiradas rápidas y carreras hacia los puntos de control —por supuesto que al principio nadie planificó estrategia alguna con tal de probar hasta la última opción de ataque—.

Esto resultó una buena lección porque mis siguientes partidas fueron diferentes. Bleeding Edge parece un juego colorido y casual —ciertamente se puede jugar sin involucrarse demasiado con los personajes—, pero, como era de esperarse, la comunicación real entre los compañeros de equipo tiene grandes recompensas. El puntaje final determina quién gana, y los puntos se obtienen a partir de las muertes (obviamente) y de asegurar los puntos de control; no obstante, la puntuación puede cambiar de un momento a otro conforme la batalla se mueva por todo el mapa.

Es absolutamente esencial coordinar los asaltos a los puntos de control y planificar estratégicamente para usar ataques de largo alcance. En Bleeding Edge hay diez personajes divididos en tres clases principales: pesado, de apoyo y asesino, cada una de las cuales cuenta con múltiples habilidades básicas y pasivas, tres ataques especiales y uno especial. Hay muy poca superposición entre los ataques, lo que te ofrece una amplia variedad de opciones de juego.

Crea un plan

El mapa de demostración que probamos en E3 está bastante acotado y consiste básicamente de un par caminos semicirculares conectados a un corredor central en donde hay tres puntos de control. Unos cuantos miradores elevados ofrecen posiciones de flanqueo ideales para los personajes de apoyo que tienen ataques a distancia o que pueden colocar trampa. El corredor central es una zona caliente y totalmente expuesta, así que mantener un par de puntos de control implica estar bajo ataque todo el tiempo.

Al principio, cada equipo aparece en lados opuestos del mapa, pero los jugadores pueden usar sus aeropatines para cubrir largos trechos entre los puntos de aparición y los de control. (Podrás utilizar el aeropatín cuando quieras; sin embargo, si estás en problemas no te proporcionará un escape instantáneo, pues tarda unos segundos en aparecer).

Los puntos de control no se activan todos al mismo tiempo. Primero, uno se habilitará y se convertirá en enfurecido un campo de batalla; después, los otros se habilitarán secuencialmente —uno tras otro—. A la mitad de la partida todos los puntos se apagarán simultáneamente, obligando a cada equipo a restablecer su ubicación para librar un renovado combate por el control del primer punto que se ilumine de nuevo. Esta mecánica fue lo que mantuvo un ritmo loquísimo en todas mis partidas.

Conviértete en una verdadera bruja

Los personajes de Bleeding Edge son algunos de los más descabellados que he visto en un juego de acción moderno de combate por equipos. Por ejemplo, la bruja Maeve, inspirada en Baba Yaga, usa trucos como atrapar a sus oponentes en jaulas. Maeve es una verdadera asesina al igual que Gizmo, una pelirroja burlona que fabrica explosivos, instala torretas y se convierte en un imponente mecha. Nidhoggr, un androide/ciborg asesino con un peculiar gusto por el metal pesado (que literalmente tiene oídos de metal), utiliza su guitarra eléctrica como un hacha, mientras que la impresionante Buttercup avanza en una gran rueda y le gusta usar sierras eléctricas en defensa propia.

Ya que solo había un mapa disponible en E3, apenas tuve una probadita de cómo interactúan estos personajes. La opción de jugar con una bruja de verdad en un brawler de golpes duros es razón suficiente para no perder de vista Bleeding Edge de aquí a que se estrene.

La alfa técnica de Bleeding Edge llegará a Xbox One y Windows 10 el 27 de junio.